Seleccionar página

DSC_0031(1)

Anabel y Carlos somos un ejemplo real y vivo de la leyenda del hilo rojo.

Somos una pareja con una historia de superación increíble, dos personas que tuvimos que pasar situaciones muy difíciles durante nuestras vidas anteriores.

Quien nos iba a decir que nos encontraríamos en estas circunstancias de la vida, que tuvieron que pasar más de 25 años para encontrarnos, que realmente nuestra alma gemela existe, que la horma de nuestro zapato nos está esperando desde el día en que nacimos hasta el bendito día que está destinado a que nos encontremos.

Y a partir de ese día de nuestro encuentro da comienzo una nueva vida.

Empezamos una nueva vida juntos, una andadura en este viaje llamado vida, con nuevos planes y muchos sueños en común que nunca pudimos hacer realidad hasta el día que decidimos comenzar nuestro proyecto de Internet Marketing.

Muchas veces buscas explicaciones y no las encuentras en ese momento, aunque después todo tiene su explicación.

Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse tienen un hilo rojo atado en sus dedos. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado, a pesar del tiempo y la distancia.

Mira el vídeo aquí!!!!

 

No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo ya que el hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá.

Este hilo lleva contigo desde tu nacimiento y te acompañará, tensado en mayor o menor medida, más o menos enredado, a lo largo de toda tu vida. Así es que, el Abuelo de la Luna, cada noche sale a conocer a los recién nacidos y a atarles un hilo rojo a su dedo, un hilo que decidirá su futuro, un hilo que guiará estas almas para que nunca se pierdan.

 

Esta leyenda está tan arraigada en las culturas orientales que millones de personas llevan unidas a ellas un hilo rojo verdadero. Aunque no hay claridad sobre si el origen es chino o japonés, se dice que la leyenda comenzó al conocer que la arteria lunar conecta el dedo meñique, otras fuentes hablan del anular lo que tiene más tradición en nuestra cultura con el corazón, fuente de vida y eternamente concebido como el hogar del amor…

Un hilo rojo al que no podremos imponer nuestros caprichos ni nuestra ignorancia, un hilo rojo que no podremos romper ni deshilachar. Un hilo rojo directo al corazón, que conecta a los amores eternos, a los profundos, esos que simbolizan el antes y por los que no hay después. El amor de una madre, de un padre, de un hermano, de un niño, de un amigo, de un hombre o de una mujer… Un hilo rojo que simboliza el amor y el interés común…

Cada uno que lo interprete como quiera pero lo que está claro es que, en ocasiones, las casualidades son tan fuertes que no dejan lugar a dudas…

001(1)
Almas gemelas se llaman, corazones entrelazados con una o varias eternidades por vivir…

En verdad nada en esta vida pasa por casualidad, todo tiene una razón de ser, por un motivo u otro, seguro muchas veces no encontramos una explicación, aunque muy en el fondo la tiene.

Me siento afortunada de que mi historia de amor con Carlos sea parte de esta leyenda tan hermosa, aunque no sucedió en ese país, es tan real como la vida misma.

Espero que te haya gustado el post, no dejes de compartirlo y comentarlo, estaremos encantados de contestar a tus comentarios.

Un saludo de Anabel & Carlos.