Seleccionar página

Qué dieta seguir, qué ejercicios realizar y cómo utilizar los productos anticelulíticos para desterrar la piel de naranja para siempre de nuestro cuerpo

Aunque la guerra contra la celulitis la libramos durante todo el año, ahora que ha comenzado la cuenta atrás para el verano nos ponemos más serias. Muy pocas mujeres se libran de la piel de naranja, que afecta a casi el 90% de la población.

 

Aunque existen otros factores que influyen en su aparición y que sí podemos evitar, algunos de ellos son:

  •  HABITOS ALIMENTICIOS. Sigue una dieta baja en sal (para evitar la retención de líquidos) y rica en fibra, con legumbres, verduras y cereales integrales. También es bueno el pescado blanco (por ejemplo la merluza o el rape), los lácteos desnatados y el queso fresco. Respecto a la carne, evita las grasas animales y elige carnes magras. Además, toma cinco piezas de fruta al día que, aparte de vitaminas, aporta fructosa, un azúcar que dará energía a nuestro organismo pero que se quema fácilmente.
  •  Llevar ROPA muy ajustada y tacones demasiado altos, ya que puede afectar a la circulación. Apúntate a la moda de las sandalias planas y los ugly shoes. La primavera es una buena época para empezar a llevar tejidos más vaporosos y calzado bajo.
  •  Mantenerse durante largo tiempo en la misma posición, ya sea sentada o en pie, o tener una postura inadeacuada. Tampoco es recomendable cruzar las piernas. Siempre es bueno hacer descansos cada hora y levantarnos de nuestro sitio para evitar permanecer sentados demasiado tiempo.
  •  El ESTRÉS y la ansiedad.
  •  Llevar una forma de vida SEDENTARIA.
  •  Malas costumbres como el TABAQUISMO y el consumo de alcohol (siempre y cuando sea excesivo, no hace falta renunciar a tomar una cerveza de vez en cuando).

 

Aunque estas pautas son un buen comienzo para saber qué hacer (y qué no) para acabar con la piel de naranja, no hay mejor aliado de la celulitis que el DEPORTE. No es necesario que te apuntes a un gimnasio, puedes realizar una tabla de sencillos ejercicios en casa. Según la zona del cuerpo donde tengas más celulitis localizada, elige uno u otro ejercicio o combínalos para conseguir la tonificación perfecta.

  • GLÚTEOS. Para fortalecer nuestra «cara B» uno de los ejercicios más eficientes es la llamada «postura del puente». Aunque tiene sus orígenes en el tradicional yoga, también ayuda a fortalecer la parte lumbar y libera tensión.¿Cómo hacerlo?
    1. Túmbate en el suelo y apoya la espalda con las rodillas dobladas y los brazos estirados a lo largo del cuerpo.
    2. Junta la parte interna de los muslos y, lentamente, sube la pelvis dejando los hombros apoyados sobre el suelo. Mantente en esta posición durante diez segundos antes de bajar al suelo. Realiza el mismo ejercicio diez veces dos veces al día.
  • BRAZOS. Para fortalecer y reafirmar los brazos necesitarás unas bandas elásticas. Colócate de pie con las piernas ligeramente separadas y sujeta con un pie el centro de la banda elástica. A continuación, sujeta los extremos de la banda colocando las manos enfrente de los muslos y flexiona los brazos hacia tus hombros, manteniendo inmóvil la parte superior.
  • VIENTRE. Realizar series de abdominales es la mejor actividad para conseguir un vientre tonificado. Existen varias modalidades, una de ellas, consiste en tumbarte con las piernas dobladas en alto, formando un ángulo de noventa grados respecto al suelo. Las manos se colocan detrás del cuello o cruzadas sobre el pecho. Comienza con diez repeticiones y ve aumentando a medida que consigas mayor resistencia. Fuera de casa, otros deportes que puedes practicar para quemar calorías son la natación, la elíptica y elstep, la bicicleta (ya sea estática o móvil), caminar con un ritmo rápido o correr durante 30 minutos.

     

    LA COSMÉTICA QUE TE AYUDA

    Además, existen una serie de productos anticelulíticos que nos facilitan nuestra particular guerra contra la piel de naranja.

    Para potenciar sus efectos, es importante saber cómo aplicarnos estos productos:

  • En los cuadríceps la aplicación ha de ser ascendente, para ayudar al retorno venorso
  • En los glúteos aplicamos el producto con los nudillos para movilizar los adipocitos y reducir su tamaño (los adipocitos son las células que almacenan la grasa).
  • En los muslos palmeamos con las manos para activar la circulación y conseguir que el producto penetre mejor en nuestra piel.
  • Por último, en el vientre realizamos un masaje circular en sentido de las agujas del reloj para ayudar al tránsito intestinal.
  • Vamos a ponernos todos en forma para lucir nuestros cuerpos este verano.

 

 

Nosotros ponemos en practica estas medidas ya que disponemos de una libertad que nos proporciona nuestro negocio, para poder ir al gimnasio, a caminar ya que organizamos nuestro trabajo como queremos y lo llevamos a donde quiera que vayamos.

TU también lo puedes hacer igual que nosotros, si quieres nosotros te enseñamos y guiamos para empezar.

 

No esperes más, empieza ahora!!!