Seleccionar página

a -felicidad-

DÓNDE SE ESCONDE LA FELICIDAD?

Quiero compartir con vosotros esta fábula que no tiene ningún desperdicio, al contrario es muy, muy instructivo y seguro vamos a tomar buena nota y aprender de ella.

Es la siguiente…

Un poco antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios DUENDES   para hacer una travesura.


Uno de ellos dijo… “Debemos quitarles algo, pero…. Qué les quitamos?”

Después de mucho pensar uno dijo…

Ya sé!!!… Vamos a quitarles la FELICIDAD, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar.

Propuso el primero…

Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo”.

A lo que inmediatamente repuso otro….

No recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y
encontrarla y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está.”

Luego propuso otro…

Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”.

a felicidad18dY otro contestó…

No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará”.

Uno más dijo…

La esconderemos en un planeta lejano a la tierra”.


Y le dijeron…

No… recuerda que tienen inteligencia y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a
descubrir y entonces todos tendrán felicidad”.

El último de ellos era un duende que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás duendes. Analizó cada una de ellas y entonces dijo…

Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren”.


Todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono…

¿Dónde?”

El duende respondió….

La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán”.

a felicidad 1

Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así.

El hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.

Si estás en paz contigo y a gusto interiormente, ya tienes mucho ganado.

Solo nosotros somos los causantes de nuestra propia felicidad, nos cansamos todos los días de echarle las culpas al mundo, a la crisis, a la sociedad, en fin, a un montón de cosas.

Y no queremos ver la realidad, de que somos nosotros mismos la que la estamos ahuyentando de nuestro interior.

Déjala salir, se FELIZ, con lo que tienes mientras buscas y te llega lo que te mereces.

Que Dios te ayude a encontrarte a ti mismo y disfrutes de una vida plena y llena de felicidad.

Un saludo desde Galicia de Anabel & Carlos.