Seleccionar página

  20150905_150413

La MUJER después de los 40 y 50 años!!!

Somos muchas las mujeres que ya hemos sobrepasado la edad de los 40 y los 50 años y vamos cuesta abajo y sin frenos.

No debemos asustarnos por cumplir años, al contrario, los años es un número que el DNI se empeño en ponernos.

La verdadera edad está en el corazón, en el alma, en tu interior.

Con esta edad tenemos más experiencia, tenemos un curriculum compuesto por varios Masters, que hemos aprendido en la UNIVERSIDAD de la VIDA, una gran mochila a nuestras espaldas de duras y maduras, en fin….

SOMOS GRANDES DIPLOMADAS!!!

Con esta edad la inmensa mayoría de las mujeres ya hemos sido MADRES, hemos tenido alguna que otra relación, buena o mala, hemos reído, hemos llorado, nos han lastimado, nos han pisoteado, etc y siempre…

NOS HEMOS LEVANTADO!!!

Mi lema desde hace muchísimos años es…

RESURGIENDO DE MIS CENIZAS COMO EL AVE FÉNIX!!!

a ave-fenix

Somos mujeres luchadoras, madres, psicólogas, amigas, amantes, cocineras, etc.

Hablar de una mujer de 40 años o de 50 resulta ser un terreno virgen incluso para nosotros mismos. Y esto tiene una explicación muy sencilla, recién en este siglo la expectativa de vida de la mujer ha aumentado 30 años más por encima de su menopausia.

Por lo tanto, en este siglo, desde hace 50 años las mujeres vivimos más y muchas veces no sabemos cómo es ser una mujer de 40 o de 50 años.

Decir “mujer de 40 o de 50 años” es nombrar a miles de mujeres, distintas entre sí, pues pueden ser intelectuales, obreras, deportistas, de campo, entre otras.

Y…Lo cierto es que en este último siglo las mujeres que hoy cursamos los cuarenta y tantos fuimos preparadas para salir a luchar por la sobrevivencia y por la productividad desarrollando más nuestros propios aspectos masculinos y redefiniendo nuestra feminidad.
Mantener ese equilibrio no es fácil y menos cuando no hay modelos de donde aprender.

Sobre nuestra sexualidad.

Si tengo cuarenta o más, entonces debo ser una tía y empezar a renunciar a mi sexualidad”.

Este es el fantasma más frecuente al que se enfrenta una mujer a esa edad. Hasta cuando tendré deseo?

Qué sucederá como mi lubricación?

Qué es la menopausia y en qué clase de mounstro me convertiré?

Todas estas preguntas dan vueltas en la cabeza y en el alma de una mujer que ha llegado a los 40 y 50 años.

Agobiadas por la cantidad de imágenes de mujeres jóvenes, con cuerpos anoréxicos compensados por kilos de siliconas, empezamos a sentir que nuestro cuerpo cada día está más deformado. No nos vemos como mujeres sexuadas, sin embargo esto es un profundo error.

La sexualidad de una mujer no decae a los 40 años ni a los 50, por el contrario esta sexualidad es vivida en un profundo contacto consigo mismo y con el compañero, si es que una ha logrado convencerse y construirse a sí misma como una mujer que no tiene su sexualidad en la ausencia de arrugas sino en su capacidad de desear.

Y hoy en día los medios de comunicación son privilegiados para poder difundir este mensaje colectivo que ayude a las mujeres a mirarse y reconocerse como seres que desean y que tienen que construir una feminidad para dejar como herencia a las mujeres que vienen detrás de nosotras.

20150905_145635

Miedo al envejecimiento.

Hasta cierto punto es un miedo natural, sin embargo a este se le suman todo tipo de temores respecto de “perder vitalidad y vigencia en el mundo”.

Como señalé anteriormente, nosotras hemos nacido en un mundo donde la pelea es en el día a día y ante la posibilidad de ser viejas esto se vuelve un peligro que sume a las mujeres en verdaderas depresiones y pérdida del sentido en la vida.

Tan importante como lo anterior es poder ayudar a las mujeres a entender que la vejez no solo es física sino también mental.

Envejecer es parte de la existencia pero se tiene que llegar a ella produciendo, disfrutando, gozando, sintiéndose una mujer constructora de su vida, de su destino y evitando vínculos y situaciones que las hagan “envejecer” prematuramente por maltratos absurdos.

Existen cantidad de mujeres que envejecen prematuramente por los vínculos deteriorados que establecen con sus parejas y sus familiares, pero sobre todo con ellas mismas.

Miedo a las mujeres jóvenes.

Hoy en día y desde siempre la juventud es una especie de valor que creemos eterno y que es sinónimo de belleza y bienestar. Pues déjenme decirles que no es necesariamente así. Muchas veces la juventud está teñida de angustias, soledad y vacíos.

Sin embargo ese otro fantasma surge apoyado por los medios y por los mitos y coloca a la mujer de más de 40 y de 50 años, en una búsqueda de ser una imitación barata de una de 20.

Como podemos ayudar a que las mujeres maduras vean y reconozcan la belleza que tienen?

Como resaltarles su verdadero valor y belleza, así como la sexualidad que guarda un cuerpo maduro pero palpitante?

Cómo construimos un espejo en el que la mujer se mire y se sepa bella, fuerte y con sus años llenos de vida?

Miedo al cambio del cuerpo, cirugías, menopausia

aaedadmenopausia

En la etapa del climaterio la mujer suele enfrentar la transición climatérica con valor y entereza, aunque con una buena dosis de sufrimiento.

A veces su autoestima es pobre y la satisfacción consigo misma escasa. En este momento de evaluaciones siente que muchas de las experiencias del pasado le resultan insuficientes o inadecuadas para enfrentar la nueva realidad.

La imagen corporal y la propia identidad femenina pueden verse deterioradas, las relaciones interpersonales tergiversadas, la sexualidad insegura, el papel social se desvanece. Las percepciones del climaterio difieren según la historia personal, el grado de realización, el nivel educacional, la situación laboral, la independencia económica, el estado de salud.

Sin embargo, cuando no se puede tolerar estos cambios de la imagen corporal, es que se recurre al bisturí como una salida, como un camino para recobrar algo pasado, con lo cual estamos simplemente quitándonos arrugas, pero devolviendo belleza.

Aunque en mi opinión las cirugias nunca pueden borrar las arrugas que tengas en el alma o las cicatrices que tengas en el corazón.

Es mucho mejor conservar la belleza natural y seguir el curso de los años y vivir la vida de la mejor manera posible y siempre en paz y armonía contigo misma.

Sin olvidate nunca de lo mucho que vales TU… MUJER!!!

Tengas la edad que tengas nunca es tarde para empezar de nuevo, una nueva vida, un nuevo proyecto de Internet Marketing, como el que te ofrezco YO, en estos momentos.

INFÓRMATE AQUÍ Y AHORA!!!

Empieza una nueva vida.

Un saludo de Anabel & Carlos.