+34 626623400 info@anabelycarlos.com
Seleccionar página

 

 

Sabes quien es?

Una gran mujer que cambió totalmente la vida de la mujer, tanto a nivel personal, profesional, sexual, es decir en todos los aspectos. 

Un nombre con letras mayúsculas… COCO CHANEL!!!

Sabes las cosas que Coco Chanel hizo por las mujeres.

Mezcló el armario masculino con el femenino. Pantalones, jerséis de punto, calzado plano, blazers, sombreros…

Es necesario seguir?

Hasta que llegó Coco, las mujeres vestían con estilo barroco, con grandes adornos y ornamentos, embutidas en incomodísimos vestidos y corsés. Ella liberalizó la silueta y adaptó las cómodas prendas masculinas al cuerpo femenino, lo que la catapultó de inmediato al éxito a pesar de las reticencias de una parte de la sociedad de la época a sus propuestas.

Y popularizó el corte de pelo masculino.

Hasta la fecha, el pelo largo era un símbolo de estatus y feminidad máxima, aunque incómodo y nada práctico para la mujer de la época. Ella acabó con la ‘tiranía de la melena’ y popularizó el famoso corte garçon, demostrando que el cabello corto también podía ser híperfemenino.

Creó ropa para una mujer trabajadora.

Adaptándose a la futura incorporación masiva de la mujer al mundo laboral, Coco eliminó las prendas incómodas que evitaban moverse con libertad y creó su famoso traje sastre de tweed a semejanza del dos piezas masculino; también acortó las faldas, puso una cadena a los bolsos de mano para que se pudieran colgar -así nació el tan deseado Chanel 2.55  y apostó por tacones medios o zapatos planos que permitieran caminar con facilidad. Todo ello para ayudar a la mujer moderna e independiente, esa a la que ella anhelaba vestir, en las tareas y retos de su nueva realidad social.

0coco-chanel-10-728

Popularizó el uso de bisutería.

Hasta la fecha, las joyas se consideraban un símbolo de estatus social solo al alcance de unos pocos, en concreto, de hombres adinerados que las regalaban a las mujeres, ya que éstas carecían de la libertad económica necesaria para permitírselas. Gracias a Coco y su apuesta por la bisutería, entre otras por sus famosísimas perlas, ninguna mujer dependía de un hombre para lucir adornos.

Bienvenido, tono moreno.

Sí, a ella le debemos esa ansia generalizado por lucir un tono bronceado y saludable en verano. Hasta que Coco llegó, lucir moreno era sinónimo de ser trabajador, por lo que entre las clases altas se presumía de un tono blanco inmaculado en la piel. Pero la diseñadora consiguió que su tono dorado, conseguido gracias a las largas jornadas que pasaba en la playa durante sus vacaciones en la Costa Azul fuera sinónimo de modernidad y glamour y todas sus clientas se apuntaron a ello.

El negro, color de la elegancia.

A pesar de que el color negro había sido símbolo de la nobleza años atrás, en la época de Coco ya se asociaba con el luto y las vestimentas de las viudas. Ella, junto con su famosísimo little black dress creado en 1926, lo elevó a la máxima categoría y lo convirtió en el mejor aliado de millones de mujeres en todo el mundo.

0coco-chanel-138727035184kng 1

Fue una revolucionaria sexual.

Chanel defendía la libertad de amar a quién fuese sin importar el sexo o la clase social. Prueba de ello es que tuvo innumerables amantes, tanto hombres como mujeres y no se avergonzaba.

Su sexualidad transgresora se plasmaba en que, a diferencia de una gran mayoría del resto de sus contemporáneos, no se sentía cohibida al expresarlo. Y, como ya sabes, nunca se casó, pues no creía que nadie pudiera llegar a pertenecer a nadie para siempre.

La primera mujer empresaria de la historia.

O al menos, la primera conocida por el gran público. En un mundo dominado por el hombre como, Coco fue una pionera al decidir abrir su propio negocio en 1910. Al principio necesitó ayuda de su amante Boy Capel, ya que los bancos negaban el acceso a una mujer a los préstamos bancarios, pero como contó a Paul Morand y el autor recoge en El aire de Chanel, al poco tiempo pudo devolverle todo el dinero prestado y tomar las riendas de su firma. En 1918 ya contaba con 300 empleados en su taller.

Nos demostró que elegancia y estilo no son sinónimo de clase social.

Y es que la democratización de la moda entendida como el que todos puedan acceder a ella es algo que, a día de hoy, todavía perdura.

0coco-chanel-22-638

Una mujer que faltan palabras para describirla. Gracias a ella y a muchas que la siguieron hoy en día muchas mujeres nos atrevemos a dar el gran paso de ser nosotros mismas, de ser libres e independientes y hasta de tener nuestro propio negocio como es en mi caso.

Nunca se me hubiese pasado por la cabeza, que llegaría a ser empresaria, ni en mis mejores sueños.

No hay nada imposible, lo único que faltan son las ganas de hacerlo.

Te propongo un proyecto que te va cambiar tu calidad de vida y también la de tu familia.

Infórmate como hacerlo pinchando la frase azul.

Aquí y ahora comienza tu nueva vida!!!

Que nada ni nadie te pare en el camino hacia tus sueños.

Un fuerte abrazo de Anabel & Carlos.