+34 626623400 info@anabelycarlos.com
Seleccionar página

Yo no soy una princesa, porque no llevo zapatos de cristal, llevo unas zapatillas en casa para disfrutar mi libertad, para hacer lo que quiero, cuando quiero y con quien me apetece.

La libertad que me da aquello que hago por placer, porque me apetece y no me importa en absoluto el… ” Que Dirán “”

Porque mi vida es solo mía y la vivo como quiero, como me hace feliz

Yo no soy una princesa, porque cuando me despierto tengo el pelo revuelto, unas ojeras que para que te cuento, las marcas de la sábana en la cara,

Yo no soy una princesa porque no tengo ningún castillo.

No soy una mujer modelo, ni de conducta ni de cómo llevar una casa perfecta, una familia o el pelo, porque ser mujer no te da poderes para hacer en casa todos los deberes.

20161014_221320

Yo no soy una princesa ni un arma de seducción masiva, porque no soy un simple objeto sexual que está para dar placer a los demás. 

Mi vida no gira en torno al amor o solo es la familia, tengo un trabajo y una vida más completa que al mundo puedo enseñar.

Yo no soy una princesa porque vivo mi vida sexual con libertad.

Yo no soy una princesa y las mujeres que me rodean tampoco.

Son mujeres normales ingenieras, camareras, futbolistas, peluqueras, empleadas, reporteras, etc…

Son altas, bajas, rubias o morenas, son delgadas o gorditas, pero desde luego no son princesas, no tienen sangre azul.

Yo no soy una princesa, porque no pertenezco a la realeza, pero si soy una mujer real y como todas las mujeres reales que me rodean no necesitamos a un príncipe azul que nos cuide, porque sabemos que los príncipes no existen ya que ellos también son gente normal como TU.

Yo no soy una princesa ni tengo un príncipe azul, no tiene un caballo blanco ni yo una falda de tul.

Y al igual que con tus amigos tienes tus diferencias nosotras las tenemos con las nuestras.

Por eso no existe la receta de la seducción perfecta, a ti te gusta una cosa y a tus amigos otra y en las chicas también existe esa diferencia.

Yo no soy una princesa y al igual que contigo, no existe un libro de instrucciones para abrir mi corazón.

20160922_201035

No hay arte de seducción, ni insistir a una mujer es la mejor opción, la insistencia ante un NO, es acoso, no hay delicadeza ni dulzura que valga ante un no, solo respeto o sino una orden de alejamiento.

Yo no soy una princesa, ni tú un príncipe azul y a estas alturas espero que entiendas que no soy una princesa pero si igual que TU.

Las princesas son para los cuentos TU y YO para la VIDA REAL.

Y TU que eres?

Si te ha gustado el post puedes comentarlo, estaremos encantados de contestarte y compartirlo en las redes sociales.

Nuestros contactos.

Skype: csaninp

E-mail: info@anabelycarlos.com

Un fuerte abrazo de Anabel & Carlos.