Seleccionar página

Es posible ser feliz después de los 40 años?

Realmente puede aparecer en tu vida o puedes encontrar una persona que te haga sentir emociones y sensaciones que nunca habías sentido antes o que ni siquiera te imaginabas que existían en tu corazón, en tu alma y además en tu cuerpo.

Te diré que SI….

Volver a sentir, a vivir, a vibrar de nuevo es posible.

Que te hagan sentir esas típicas y tan escuchadas   Mariposas en el estómago es verdad, las sientes, se te ponen los pelos de punta con tan solo escuchar el nombre de la persona con la cual estás empezando de nuevo, esa nueva vida, que ya no creías posible después de los 40 años.

Como diría la juventud ya somos viejos, pero eso no es así….

Somos personas que por un motivo u otro, tuvimos unas relaciones que no dieron el fruto que siempre te haces a la idea de que será para toda la vida, como nos han enseñado nuestros antepasados.

Si te casas es para toda la vida, después de unos meses o incluso años de novios y formalizar la relación con ambas partes paternas, donde dan o no el visto bueno a esa relación (como fue en mi caso) y sigues adelante con la relación hasta que llega el día de la boda, ya bien sea por la iglesia o por lo civil.

Todo eso lo pasas y vives con la mayor ilusión de tu vida pensando y creyendo que nada y mucho menos nadie romperá esa maravillosa y feliz pareja.

Pero os diré algo, la inmensa mayoría de las veces la relación de la pareja es rota por nosotros mismos, por la dejadez, la monotonía, rutina en el día a día, la falta de ilusión, la falta de motivación, la falta de cariño, es donde te vas dando cuenta de que se va enfriando la relación.

Al principio no queremos ver lo que realmente está pasando, te dices… ES PASAJERO

Y así van pasando los días, las semanas e incluso los años y sigues viviendo una relación que ya no te aporta nada ni como persona ni en la convivencia.

Una expresión que es muy mía y siempre pongo como ejemplo, pues ya con mi edad una ya ha vivido y sufrido de todo “” El amor es como una planta que hay que regarla día a día y cuando la planta tiene que regarse ella sola ya no hay solución que valga “”

Por todo eso que te estoy diciendo y por muchas cosas más que te voy a contar en próximos post, analiza tu vida, pon en una balanza toda tu situación actual.

– Realmente eres feliz?

– Estás viviendo con la persona que quieres?

– Te hace sentir lo que tu en realidad necesitas?

Piensa con calma y detenidamente lo que es tu vida y lo que estás haciendo con ella, si vale la pena lo que estás viviendo o por el contrario necesitas romper con toda esa rutina.

La vida es muy corta para desperdiciarla con alguien que no te valora o no te aporta lo que tu necesitas. No tengas miedo a empezar de nuevo, yo lo hice con 45 años y lo volvería hacer, cuando se cierra una puerta se abre una ventana que te trae ese aire fresco y renovado a tu vida.

En estos momentos estoy viviendo una nueva vida, al lado de la persona que quiero, que me aporta todo lo que necesitaba y mucho más de lo que yo algún día podía esperar de una persona y por si eso fuera poco, estamos cumpliendo nuestros sueños a través de nuestro negocio de Internet Marketing, que llevamos varios meses desarrollando y nos está cambiando la vida tanto en calidad de vida, como en lo profesional.

 

Cambia tu también tu vida!!!

 

Nosotros podemos ayudarte.