+34 626623400 info@anabelycarlos.com
Seleccionar página

Anabel  porque siempre estás Sonriendo?

Cuantas veces me han hecho esta pregunta y me decían que yo no tenía problemas, ya que una persona que siempre está sonriendo tiene una vida color de rosa.

Se olvidaban de algo muy importante, que las rosas tienen espinas y muchas.

Nada más lejos de la realidad, cada persona es un mundo, sabe como llevar sus problemas, sus cargas, sus penas de una manera diferente.

Hay quien va por la vida de víctima, dando pena, como dice la famosa canción de

“” La Zarzamora “” llorando por las esquinas y eso de que vale?

Para mi humilde opinión de nada..

No te ayuda a solucionar tus problemas, al contrario te enfocas más en ellos y además haces que se entere todo el mundo y una inmensa mayoría se alegra de tus adversidades.

Se que mi manera de enfrentar las adversidades siempre fue y será sin perder la sonrisa en mi cara, eso no significa para nada la ausencia de problemas, al contrario, es una forma de demostrarme a mi misma que no me voy a dejar derrotar ni tirar al piso por ninguno de ellos, mientras Dios y el Universo me cuiden.

09 DÁI DEL SELFI

Recuerdo cuando era una niña muy pequeña que mi abuelo me cargaba en su colo y me sentaba en su pierna, siempre me decía que tenia más coraje y fuerza que un hombre, nunca me quejaba, ni me dolía nada… Unas palabras de mi abuelo y que siempre recordaré fueron…

“ Vas a llegar muy lejos, nunca te rindas y lucha por lo que quieres ”

Yo era muy pequeña y en ese momento no le encontré sentido, no tenían significado esas palabras de mi abuelo y ahora me doy cuenta de lo sabio que era y lo que veía en mi siendo una niña tan pequeña.

Si me caía me levantaba, sin sangraba me echaba agua y listo, ya se curaría, siempre fui muy atrevida, me gustaban los riesgos, los peligros, hacer cosas diferentes y aún lo sigo haciendo a día de hoy.

Una anécdota mía que siempre recordaré cuando yo tenía cuatro años me puse a coser en la máquina que mi madre tenía para confeccionar ropa para las personas, ya que ella era modista y me clavé la aguja de la máquina en el dedo, intenté sacar la aguja y no fui capaz y entonces saqué el tornillo y me fui con la aguja y el tornillo en el dedo junto de mi madre que estaba preparando la comida a que me quitara la aguja y estaba mi abuela con ella y aún recuerdo los gritos de mi abuela como si fueran hoy…

La niña, la niña, como sangra la niña  jijiji y yo tan tranquila.

He pasado por situaciones en mi vida, que ahora me doy cuenta de que muchas personas hubiesen tirado la toalla y sin embargo yo seguí adelante, mi interior me decía que no podía rendirme que algo bueno llegaría a mi vida, algún día, aunque tuvieron que pasar muchos años hasta ese bendito día.

Y seguía sola, tirando del carro como pude sin nunca rendirme ni darme por vencida y siempre Sin Perder la Sonrisa en mi Cara, como una Mujer luchadora que siempre fui y seré.

Untitled post

Siempre he escuchado que nadie es tan pobre para no poder regalar una sonrisa ni tan rico para no necesitarla y aún no he conocido a nadie que no esté de acuerdo con tal afirmación. Las sonrisas son casi siempre agradables es como si, al recibir una, viniera con ella también una aureola de energía positiva que provoca en nosotros distintas emociones.

Yo personalmente he regalado muchas sonrisas aunque me estaba cayendo a pedazos por dentro y nunca di muestras de flaqueza.

La emoción que puedes llegar a sentir al recibir una sonrisa depende, fundamentalmente, de dos factores, por un lado, lo que supone la otra persona para ti y por otro lado, cómo te encuentras en ese momento.

En cualquiera de los dos casos, una sonrisa puede calmar, curar, animar, alegrar…

Hay personas que están en nuestra vida porque, ante todo, saben cómo hacernos reír.

Ellas tienen el don especial de saber cuándo y de qué manera hacerlo,  llegan sonriendo justo cuando más necesitas esas sonrisas.

Esto es un Don de suma importancia por los beneficios que todos sabemos que tiene reírse para nuestro bienestar.

Alguien que logre hacerte reír cuando menos ganas tienes, se lo merece todo, porque te está transmitiendo con ello su fuerza, sus ganas de vivir y de que vivas.

No olvidaremos nunca esas sonrisas que nos hicieron o nos hacen sentir vivos.

Eso lo hago yo con muchas de mis compañer@s que dicen que siempre tengo la palabra exacta en el momento oportuno.

Untitled 3 post

Tampoco podremos decir nunca adiós a las sonrisas que supieron o saben cómo llegar y darle la vuelta al peor de tus días, siempre existirán aquellas personas que se queden justamente por esa sonrisa y quienes se vayan dejando aquella foto que tomaron tus ojos mientras sonreía.

El recuerdo es una de esas cosas que siempre debemos mirar desde su lado positivo para querernos y desde su lado negativo para aprender. Bien, cuando una sonrisa y con ella, una persona nos llega y nos hace felices, se queda para siempre en nuestra pequeña bolsa de recuerdos

A mí la sonrisa que me conquistó no fue una que vi, fue una que me hizo sonreir.

Esas son las que valen la pena y la persona que debe estar a tu lado.

La persona que hace lo imposible por verte sonreir, por hacer de un día de invierno el más claro de los días de verano.

Y así me siento en estos momentos, después de muchos años de lucha, no solo interior si no exterior, había llegado un momento en mi vida que necesitaba cambiar, necesitaba vivir mi vida.

Lo hice con 45 años, con los pies muy firmes en el suelo, la cabeza encima de los hombros, muy consciente de lo que estaba haciendo y mucho más de lo que me iba a enfrentar.

Sería una lucha donde estaría solo YO contra la familia, las amistades, la sociedad, una lucha por querer vivir mi vida y no la que me habían impuesto.

Lo conseguí y puedo decirte que me costó muchos días y noches llorando en mi interior, destrozada por dentro, con el alma rota y Sin Perder la Sonrisa en mi Cara.

A día de hoy estoy feliz de tomar esa gran decisión de tomar las riendas de mi vida y comenzar de nuevo.

Para TI que estás leyendo este post si estás pasando un mal momento, quieres comenzar de nuevo y no sabes como hacerlo, yo puedo ayudarte.

 

Nunca permitas que nada ni nadie borre tu sonrisa.

Te dejo mis contactos por si tienes dudas.

Skype: csaninp

E-mail: info@anabelycarlos.com

Móvil: +34626623400

Un fuerte abrazo de Anabel & Carlos.